611 466 355

Muchas veces, el ramo es algo que parece no tener tanta importancia como el vestido, el lugar de la ceremonia o el convite, pero puede ser sin embargo muy especial para algunas novias, ya sea porque quieran llevar sus flores favoritas o porque la elección de esas flores envuelva alguna emotiva historia.

1. Tener en cuenta el estilo y personalidad de la novia: Es imprescindible que estés a gusto con tu ramo y que sea una muestra más de tu personalidad. No es lo mismo una novia conservadora, tradicional, que elija un ramo bouquet, sencillo, con pocas mezclas y no muy llamativo, que novias más atrevidas que se decanten por ramos más elaborados, coloridos…

Ramo bouquet de la boda de B&V combinando tonos fucsia y verdes muy vivos

Ramo bouquet de la boda de B&V combinando tonos fucsia y verdes muy vivos

2. Que vaya acorde con la temática o estilo de la boda: Si es una boda bohemia, playera, romántica, campestre, melancólicas, clásicas…
3. Ha de ser un complemento más del vestido: Si el vestido es sencillo, te permitirá llevar un ramo más llamativo, más vivo, pero si el vestido ya es recargado entonces la mejor opción será escoger un ramo más sencillo. Por ello es importante no elegir el ramo antes que el vestido, para poder así tener en cuenta su volumen, estilo, color e incluso la tela y los adornos a la hora de decidir nuestro ramo.
Ramo de la Boda de L&I

Ramo de la Boda de L&I

4. La estatura y el cuerpo de la novia: Lo ideal es siempre buscar la proporción. Hay complementos que nos pueden favorecer más en función de nuestro cuerpo y con los ramos pasa lo mismo. Si eres alta te favorecerá más un ramo en cascada y si eres un poco más bajita entonces tu ramo ideal será un bouquet pequeño. Cuanto más cuerpo tengas, más pequeño parecerá el ramo, por lo que si eres muy menuda un ramo enorme no te favorecerá.
5. La forma del ramo: Hay mil formas para poder escoger, desde el clásico bouquet, cascada, tallos largos, redondo, media luna, un sencillo ramillete…
6. El tamaño del ramo: Hay infinitas posibilidades que pueden basarse en la comodidad, la estatura y por supuesto los gustos.
Sencillo ramillete silvestre Boda F&P

Sencillo ramillete silvestre Boda F&P

7. El color de las flores: Existen muchas variantes: monocolor, blanco, beige, colores pastel, vibrantes, o mezclando colores. Aquí también entra la tonalidad de tu piel o tu pelo. A las chicas morenas les suelen favorecer más los colores vivos como amarillos o fucsia, mientras que a las rubias o de tez clara les favorecen más tonos suaves, pastel. Es importante tener en cuenta si llevamos tocado floral o corona, porque lo ideal es que vaya en sintonía, sino igual al menos en la misma línea de color o tipo de flores.
8. Forma de llevarlo: Si lo que quieres es llevarlo de manera relajada, deberás decantarte por un ramo bouquet; si no quieres restarle protagonismo al vestido te quedará ideal un sencillo ramillete silvestre por ejemplo, pero si por el contrario quieres un ramo espectacular, para llevar en el antebrazo, entonces tu ramo será en cascada.
Precioso ramo blanco de la boda de M&A  para novias más clásicas.

Precioso ramo blanco de la boda de M&A para novias más clásicas.

Escrito: 14 de agosto de 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>